Ejercicios antes de acabar el año

Foto: Pure Julia para Unsplash

En el pasado lejano escribía una lista de deseos, normalmente tres, antes de acabar el año. La llevaba conmigo mientras engullía las 12 uvas de las últimas campanadas y la conservaba en un lugar secreto para revisarlas antes de hacer la siguiente lista, en el siguiente ritual, un año después…

Me di cuenta que de aquella lista raramente se cumplía algún deseo. Aunque algunos deseos volvían a la “lista” al año siguiente, el ritual se convirtió en un ejercicio estéril y lo único que conseguía era desilusionarme cada vez más.

Un Diciembre de hace pocos años alguien me comentó un ejercicio que le había resultado mucho más útil como ritual de fin de año: escribir la lista de logros del año que acababa. No tenían que ser logros espectaculares, sino  cosas que había conseguido a base de constancia y valor, retos superados, situaciones que nos hubieran puesto a prueba y hubieran sacado lo mejor de nosotros… Por supuesto, la lista podía incluir ilusiones o sueños cumplidos, pero el ejercicio tomaba mucha más fuerza si aquellos logros pasaban por el tamiz de nuestra implicación, de alguna manera. 

Foto: Ana Tavares para Unsplash

Así lo hice: cogí un cuaderno, encontré un momento de tranquilidad, me puse a pensar en el año que acababa, y mi mano comenzó a garabatear palabras al tiempo en que surgían los recuerdos. Aquella resultó una lista mucho más larga de lo que en un principio hubiera imaginado. Cuando la acabé, me sentí hondamente agradecida a la vida. Aquel año había logrado cosas que no hubiera escrito en una lista de deseos, pero que suponían para mí oportunidades de crecimiento y disfrute inesperadas y únicas. 

Este ejercicio me inyectó un chute de energía al iniciar el año y contribuyó a que mirara con esperanza en futuro, confiando más en una inteligencia mayor que me invitaba a fluir con los acontecimientos, abandonando falsas expectativas. A la larga, se convirtió en toda una actitud incorporada en mi experiencia, junto a la práctica de la gratitud. 

2020 ha sido para muchos un año para olvidar, un año que nos ha puesto a prueba, no exento del dolor que muchas veces trae la resistencia al cambio. La tradición zen dice que el dolor es inevitable en la vida, pero el sufrimiento es una opción personal. Yo he sido testigo de ese dolor a mi alrededor, he tenido que superar mis pequeños duelos, mis frustraciones, al ver esos viejos muros deshacerse alrededor. Como todo hijo de vecino, hubiera preferido otro 2020. Pero desde mis pequeñas miserias, tomé la decisión de aplicar lo que sabía sobre la percepción de la realidad -que me enseñó El Mundo Sencillo y tantas otras lecturas y experiencias- y el poder de mi minúscula y a la vez poderosa mirada sobre ella. Comencé a ver oportunidades en lo que estaba pasando, a escuchar la llamada de la Tierra sobre nosotros, a tomar conciencia de lo importante, a descubrirme a mí misma y, en definitiva, a poner a prueba todo lo aprendido en mi camino de búsqueda personal. 

El Cuaderno Guía

Antes de que este 2020 expire, te vengo a proponer unos ejercicios que he probado yo misma para aprovechar el flujo de los inicios -que no es más que la fuerza de la conciencia colectiva -, esa energía que algunos encuentran mágica en los tiempos de tránsito. 

El primero es éste que acabo de compartir contigo. A mi me encanta escribir, dibujar y las manualidades en general. Por eso adoro tener un Bullet Journal, un cuaderno de autoconocimiento que decoro a placer, donde entre otras cosas, realizo ejercicios de autoconocimiento y enfoque a través de la escritura.

No hace falta ser un mago de las palabras para tener tu propio “Cuaderno Guía”. Así que te recomiendo que te hagas con uno bien bonito. A mi me gustan mucho los que tienen puntitos en lugar de cuadros o página lisa. Los encuentro bastante bien de precio en las tiendas Muji, y algo más elaborados y cuidados en la tienda online de Charuca.

Resérvate un tiempo y espacio solo para tí, prepárate un te o tu bebida favorita, enciende una vela, ponte un aromatizador o una música suave. Aquello que alimente tu alma. Y empieza a escribir. 

Intenta encontrar al menos 10 cosas que consideres logros de este año: un sueño largamente acariciado, un reto superado, una oportunidad que supiste aprovechar, un encuentro que te cambió, un esfuerzo recompensado… 

En mi lista personal puedes encontrar:

  • Haber sabido encontrar la luz en la tiniebla durante el confinamiento: los retos que superé con buen ánimo y trabajo en la escuela a distancia, entre ellos.
  • Haber llegado al capítulo 15 de mi novela… Aunque sigue inacabada, esto es más de lo que logré conseguir en años. Y aunque escribo a un ritmo muy lento… sigo escribiendo.
  • Haber alcanzado el Primer Ciclo de Japonés en la academia. 
  • Mantenerme con buena salud durante todo el año y haberme descargado de bloqueos corporales y dolores que arrastraba desde hacía mucho tiempo, a través de una mejora en la alimentación, el ejercicio suave, el auto-Reiki y la osteopatía. 
  • Viajar un verano más a Menorca, a pesar de todas las dificultades, junto a mi familia. 
  • Haber creado material útil y motivador para mis clases de inglés en la escuela.

Cuando acabes de escribir tu lista personal, añade una fórmula de agradecimiento. A mi me gusta decir “Abrazo con agradecimiento todos estos logros y experiencias vividas.” 

Conserva ese cuaderno guía… Puedes decorarlo a placer, añadir fotos, pegatinas, lo que quieras. Cuando lo hojees al cabo del tiempo, la sensación de logro se incrementará y mirarás con cariño en la distancia, agradecida por todo lo vivido, una vez más. 

Idealmente, este ejercicio incorpora una segunda parte, que compartiré contigo en el próximo post. 

Si te animas a hacer el ejercicio, no dejes de compartirlo en los comentarios. Aquello que se reparte, se multiplica…

Un abrazo y que tengas una bonita semana.

Comparte en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Soy Estel

Eterna principiante y buscadora incansable. En este lugar deseo ofrecerte herramientas para vivir la espiritualidad de forma práctica y creativa, inspiración y mucho más…

Sigueme en las redes

Suscríbete a la newsletter

Categorias

Últimas publicaciones

Instagram

No posts found

Pinterest