A vueltas con el tiempo, parte 2: saltos cuánticos.

Foto: Etienne Boulanger para Unsplash

En el post anterior te hablé del tiempo y de cómo he encontrado yo maneras de poder relacionarme mejor con él.

Como te adelanté entonces, en esta segunda parte me pongo un poco más intensa -de lo que acostumbro- para hacerte otra invitación: explorar la posibilidad de los saltos cuánticos.

Hace unos años me leí una novela juvenil llamada «La Puerta de los tres cerrojos», escrita por una divulgadora y física llamada Sonia Fernández Vidal. Fue uno de los primeros libros que me abrió los ojos al insoldable mundo de la física cuántica.

La frase que encabeza el capítulo uno de esta novela dice:

«Si quieres que sucedan cosas diferentes, deja de hacer siempre lo mismo»

Desde entonces y de vez en cuando he ido encontrando citas y lecturas breves que pasaban un poco por encima del tema.

¿Que qué es la física cuántica? Creo que a estas alturas es muy probable que el término te suene, pero por si acaso crees que estás leyendo algo así como un dialecto extraterrestre, te resumo un poco su definición:

La Física cuántica estudia el comportamiento de la materia en las fracciones más pequeñas, tan extremadamente pequeñas que las leyes generales de la materia que conocemos parecen transgredirse y se comportan de manera no predecible.

 

Es decir, en ese «plano de la realidad» ocurren cosas que desafían el sentido común…

Si quieres ahondar en el término, te recomiendo este video donde se explica de manera muy clara: QUE ES LA FÍSICA CUÁNTICA EN 5 MINUTOS

¿Y que tiene que ver esto con el tiempo? 

Hay una frase de Einstein que me fascina. Dice: 

«Los problemas no pueden ser resueltos en el mismo plano de la realidad donde fueron creados».

Es decir, para poder solucionar un problema, nuestro pensamiento se ha de colocar en una esfera diferente a aquella en la que este surgió.

Cuando la leí pensé en un primer momento de que el famoso físico nos hablaba de procesos de pensamientos diferentes y que simplemente nos animaba a cambiar el punto de vista para resolver la cuestión. Pero en una segunda lectura intuí que quizás se estaba refiriendo a algo mucho más evidente…

¿Y si el genio nos estuviera planteando la posibilidad de realizar saltos entre realidades físicas?

De hecho, fue Einstein el que estudió la relación que hay entre el Tiempo y el Espacio, llegando a la conclusión de que ambos son «relativos». En lenguaje llano, ninguna de estas dos dimensiones son absolutas. 

Sin embargo, en nuestra vida diaria nos comportamos como si lo fueran. Y no está mal, porque pensar así nos hace operar de manera eficiente y práctica en el día a día. Hasta que se produce el colapso en nuestras vidas. Entonces comenzamos a hacernos preguntas…

En mi camino de desarrollo personal he tenido dos puntos de inflexión, dos experiencias que me han hecho entrenar mi percepción y mi consciencia de los saltos cuánticos. Esto es: la capacidad que todos tenemos de «viajar» entre realidades: la primera fuera cuando leí «El Mundo Sencillo» de J.Rogers Hamrick; la segunda, cuando tomé parte de la formación «Manifiéstalo» de Maite Issa. 

Del Mundo Sencillo te he hablado en varias ocasiones en este blog. Puedes releer algunos de los posts anteriores visitando la etiqueta EL MUNDO SENCILLO. 

De Maite Issa te he comentado algunas cosas recientemente. De la mano de esta excelente mentora he sido más consciente de que el camino más rápido entre A y B (entre mi realidad actual y la que proyecto en mi mente) no suele ser una línea recta. Hay creencias de carga y miedos que, una vez trabajados,  nos permiten quitar velos en nuestra percepción para alcanzar metas que, siguiendo las leyes de la lógica, hubieran tardado años en poder alcanzar o ni siquiera se hubieran realizado. 

 

La novela que he acabado de escribir y ahora se encuentra en proceso de publicación habla de un salto cuántico, un viaje que desafía la lógica. 

En los próximos meses ahondaré en la experiencia que ha supuesto para mi la escritura de esta historia, que ha sido del todo transformadora. No sólo por el contenido del texto, sino por el proceso que he atravesado desde que fue concebido – hace nada menos que veinte años- hasta que estuve preparada para acabarlo y sostener la realidad de su publicación. 

Como dice Maïte, ¡»me vivo de ganas» de compartirlo contigo!

Este blog también está en pleno proceso de cambio. Te animo a seguir por aquí porque en breve presentaré novedades, que se realinean con aquello que ahora el alma me está pidiendo crear. 

De momento, te dejo algunos puntos para que experimentes por ti misma la consciencia de que puedes ser agente consciente en la construcción de tu realidad, sin que el tiempo ni el espacio tengan que seguir un patrón predecible para que consigas tus anhelos.

 

  • EL OBSERVADOR MODIFICA LO OBSERVADO: lo cual significa que la calidad de tus percepciones determinará la calidad de tu vida.

 

  • EL CAMINO MÁS RÁPIDO PARA IR DE A a B no es una línea recta, a veces a y b se superponen en el plano. Quizás creas que para conseguir algo en tu vida tienes que observar un paso detrás de otro. Con frecuencia, hay un paso que marca la diferencia, una creencia de carga, un resorte determinado, que hace que todo se precipite sin que tú tengas control total de ello. Simplemente, todo se recoloca, sin que tu tengas que hacer mayor esfuerzo. Tu único papel es elegir «verlo» como deseas crearlo. 

 

  • ERES CO-CREADORA DE TU REALIDAD. No estás sola en esta empresa, sino «tutelada» por una fuerza que te trasciende. Es más, es del todo necesario que abandones el control, el esfuerzo, cuando te decides a hacer algo en concreto. Habrá momentos para el trabajo, para desarrollar una tareas o varias. Y momentos en que dejarás el trabajo «en barbecho» para que operen leyes que están más allá de tu entendimiento. Esto es soltar el control. Esto nos lleva a trascender nuestro pequeño ego y sabernos parte de algo mayor a nosotros, que colabora con nosotros en armonía y sólo busca nuestro mayor bien.

Aquí tienes un material substancioso, lo que los ingleses dicen «Food for thinking» (alimento para pensar). 

Espero que sea nutritivo para tu alma y que te lleven a hacerte las preguntas necesarias para reiniciar tu propio camino, si así lo deseas.

Que tengas una linda semana.

imma_BLOG SIGNATURE

Comparte en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Soy Imma

Eterna principiante y buscadora incansable. En este lugar deseo ofrecerte herramientas para vivir la espiritualidad de forma práctica y creativa, inspiración y mucho más…

Sigueme en las redes

Suscríbete a la newsletter

Categorias

Últimas publicaciones

Instagram